[REVISIÓN] ¿Dextrosa 10% o 50% para la hipoglicemia? (parte 3 de 3)

Conceptos equivocados con respecto a la infusión

Una sobre-simplificación común hecha durante situaciones agudas es que las medicaciones necesitan ser dadas por bolo intravenoso para administración rápida. Mientras que esto puede ser verdad en algunos casos, no lo sería cuando se está lidiando con sustancias irritantes tales como la dextrosa. Aunque se pretende que la  D50 sea dada a través de bolo intravenoso, ésta requiere administración lenta. Otro concepto equivocado es que la administración combinada es “demasiado lenta”. Mientras que las tasas de flujo variarán dependiendo de la cooperación del paciente y el acceso venoso obtenido, incluso con los catéteres pequeños calibre 22 pueden lograrse tasas de flujo de 35-40 ml/min. Aún más, pequeñas cantidades de presión aplicadas a la bolsa pueden duplicar efectivamente la tasa de administración. Así, un bolo de 200 ml de D10 (20 g) puede ser administrado tan rápido como una ampolla de D50.

Enfoque sugerido

Si se puede obtener un acceso venoso:

  • Colgar una bolsa de 250 ml de dextrosa al 10% y administrar un bolo de 100-200 ml
  • Si se ha usado un catéter muy pequeño (22-24G), se puede aplicar una ligera presión a la bolsa para facilitar la administración
  • Clampear la guía entre los bolos y revaluar las mejoras en el estado mental. Re-chequear la glucosa por punción digital
  • Repetir los bolos tanto como sea necesario hasta que el paciente esté alerta y orientado y/o hasta que se haya alcanzado la normo-glucemia.

El enfoque mencionado puede ser más aplicable cuando:

  • Un paciente tiene una vía de mala calidad
  • Un paciente es un diabético lábil conocido

ALiEM

Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Regístrese ahora y reciba un correo electrónico una vez que publique el nuevo contenido.

Nunca voy a regalar, el comercio o vender su dirección de correo electrónico. Puede cancelar su suscripción en cualquier momento.

Publicaciones relacionadas