Si le piden un consejo para disminuir las muertes por PCR súbito en su ciudad, ¿recomendaría comprar desfibriladores externos automáticos para uso domiciliario?

Al rededor del 80% de los PCR súbitos ocurren en el hogar. Resulta lógico preguntarse si vale la pena tener un desfibrilador externo automático (DEA) en el hogar. Sin embargo, existen pocos datos sobre su utilización de manera privada para el hogar.

Un reciente estudio recolectó datos sobre la utilización domiciliaria de los DEA entre 2002 y 2009, mediante el seguimiento de los episodios en los cuales se pesquisó su uso.

Identificaron 25 casos en los cuales se utilizó un DEA en pacientes en PCR. En 2 de ellos se trataba de niños. El PCR fue presenciado en un 76% de los casos. En el 56% el DEA encontró un ritmo desfibrilable (realizando por lo menos una descarga) y terminando con la arritmia en el 100% de los casos. El 24% cayó nuevamente en PCR y requirió una nueva descarga.

El 67% de los pacientes que recibieron una desfibrilación fueron dados de alta vivos del hospital. No se encontraron situaciones donde se realizó un uso inseguro del DEA o se produjo daño a las personas.

Los autores concluyen que las personas que compran un DEA para sus hogares pueden utilizarlo de manera segura en adultos y niños, aunque no tengan experiencia previa en su uso. La alta tasa de sobrevida observada en este estudio demostraría que las personas sin entrenamiento pueden usar DEA particulares de manera segura.

Comentarios

  • Lo primero que este estudio nos recuerda es un concepto básico y a veces olvidado: los DEA están diseñados para ser utilizados sin entrenamiento previo. No es necesario tener un curso o certificación para usar los DEA. Cualquier persona (incluso un niño) lo puede utilizar sin causar daño.
  • Lo segundo es reabrir la discusión sobre la compra de DEA domiciliarios. Las guías 2010 de Europa y Estados Unidos dicen que esta estrategia no ha demostrado ser útil, basados en un estudio publicado en 2008 en el que se entregó DEAs a pacientes con alto riesgo de PCR. En mi opinión el estudio de 2008 y el que ahora comentamos no se contraponen. El de 2008 sugiere que como estrategia de salud pública la compra masiva de DEA domiciliarios no se justifica, en cambio el estudio aquí analizado sugiere que en los pocos casos en los que se utiliza sí es efectivo. De hecho, en el estudio del 2008 se utilizó el DEA en 32 pacientes con PCR por taquiarritmia y la sobrevida de ellos fue de 12,5% (comparado con el 6,5% del resto de la población estudiada).
  • Nuevamente recordamos el concepto esencial: no cambie su conducta porque leyó tal o cual estudio, siga las guías internacionales de consenso. En este caso existen guías internacionales de consenso cuidadosamente elaboradas y dicen que los DEA en la comunidad se deben usar de dos maneras:
    • En lugares públicos donde es probable que ocurra un PCR (las guías de la AHA mencionan a “casinos, aeropuertos, instalaciones deportivas, etc.”).
    • Mediante primeros respondedores (policías, bomberos o voluntarios entrenados) que puedan llegar antes que la ambulancia.
  • Ya discutimos que en los PCR por asfixia y en los PCR pediátricos los DEA también podrían ser útiles en algún momento de la reanimación, porque al rededor de un 7% de los pacientes presentará en algún momento un ritmo desfibrilable. Justamente estos pacientes tendrían mejor pronóstico. Por lo tanto, a pesar de que el probable PCR en un lugar público determinado no sea de causa cardiogénica el DEA es igualmente justificable.
  • Podemos concluir que el estudio presentado parece indicar que si usted tiene la posibilidad de comprar un DEA para uso domiciliario no estaría haciendo algo prohibido, porque no causa daño y si llegase a necesitarlo será muy útil. Sin embargo, no podemos concluir que es una estrategia recomendable a gran escala.

Fuente

Impacting sudden cardiac arrest in the home: A safety and effectiveness study of privately-owned AEDs
Guías Europeas 2010
Circulation 2010; 122: S706-S719

Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Regístrese ahora y reciba un correo electrónico una vez que publique el nuevo contenido.

Nunca voy a regalar, el comercio o vender su dirección de correo electrónico. Puede cancelar su suscripción en cualquier momento.

Publicaciones relacionadas