Sabemos lo importante que son las compresiones toracicas continuas. ¿Vale la pena perder tiempo en poner una tabla bajo el paciente?

Sin duda se trata de un tema confuso, donde la fuerza de la costumbre (y la lógica) nos hace asumir que siempre debemos poner una superficie rígida bajo el paciente. Un estudio publicado la semana pasada nos entrega más información al respecto.

El objetivo del estudio fue determinar la utilidad de una tabla bajo el tórax del paciente durante las compresiones torácicas, comparando tórax de diferente peso y diferentes superficies. Se utilizaron maniquíes con medicion de profundidad de compresiones.

Las compresiones torácicas fueron realizadas por operadores con certificación apropiada, en torsos de diferente peso (25 o 50 kg) y utilizando tres tipos de superficies (camilla, cama de hospitalización y cama de UCI). En todos los casos se realizaron mediciones con tablas de diferente tamaño (pequeña: 60×50 cm; grande: 89×50 cm) y en diferentes posiciones (horizontal y vertical).

Durante la RCP, la tabla redujo significativamente el desplazamiento del colchón sólo en las camas de UCI; el resultado fue similar para las posiciones horizontal y vertical; es útil para torsos de diferente peso (aunque más útil para el torso de 25 kg).

Los autores concluyen que la tabla es importante cuando se realizan compresiones en superficies blandas (como las camas de UCI), especialmente en torsos de poco peso. La tabla no sería necesaria en camillas, camas de hospitalización y pacientes con torsos de alto peso.

Comentarios:

  • No debemos perder de vista que las revisiones y documentos de consenso son las que deben guiar nuestro tratamiento. Debemos tomar estudios como éste como una referencia para casos particulares, pero no nos deben hacer cambiar nuestra conducta general porque el próximo mes puede aparecer otro estudio que diga exactamente lo contrario.
  • Las recomendaciones 2010 fueron claras con respecto a la utilización de la tabla: no hay evidencia a favor ni en contra de utilizarla, pero si la va a utilizar debe tomar especial precaución en evitar las interrupciones en la RCP y el retiro de vías venosas u otros dispositivos durante su instalación. Esa es la definición con la que hay que quedarse hasta tener nuevas revisiones.
  • Sin embargo, dentro de los esfuerzos por minimizar las interrupciones, resulta útil un estudio que nos reafirma: “parece que no sirve, por lo tanto no lo haga”. El primer principio de la bioética es no dañar y al parecer poner la tabla generalmente produce mas daño que beneficio.
  • A muchos nos hubiera gustado ver la utilidad de tabla sobre una cama común y corriente, ya que es un escenario frecuente en el ambiente prehospitalario. Espero verlo en algún próximo estudio.
  • Al parecer, interrumpir las compresiones torácicas para poner una tabla bajo el paciente no sirve en la inmensa mayoría de los casos. Solo podría ser útil para pacientes en una cama blanda (como las de UCI), especialmente en pacientes livianos y sin importar el tamaño ni la orientación de la tabla.

Fuente: Resuscitation

Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Regístrese ahora y reciba un correo electrónico una vez que publique el nuevo contenido.

Nunca voy a regalar, el comercio o vender su dirección de correo electrónico. Puede cancelar su suscripción en cualquier momento.

Publicaciones relacionadas