Nuestra seguridad y nuestra salud son lo primero. Alan nos recuerda algunos consejos esenciales para reconocer y manejar el estrés. Muy buen artículo.

El manejo del estrés es uno de los términos más relevantes para cualquier persona que esté expuesta regularmente a éste y además quiera hacer algo al respecto.

Como hemos visto, existen varios tipos de estrés, habiendo (para los efectos de este artículo) 2 fundamentales: Eustrés (Estrés positivo) y Distres (estrés negativo).

El objetivo de cualquier programa y técnica de manejo del estrés es que el Eustrés sea superior al Diestrés. Parece lógico, pero es importante mantenerlo en mente.

Combatir el estrés puede ser una actividad puntual, para un momento particular de malestar y afrontándolo de manera reactiva, pero cobra mayor eficacia y mejores resultados cuando el manejo del estrés se convierte en hábitos que enraizamos a nuestra vida de manera preventiva y realista para los tipos de trabajo y actividades que llevamos, dosificando los tiempos y buscando mantenerlos en el tiempo.

Por la naturaleza de la vida y del trabajo tendremos fuentes de Estrés. Y lo importantes es saber

a) Cuál es la fuente que está generando ese estrés (estresor)

b) Qué hacer con:

  1. El estresor, o con
  2. Los efectos que genera ese estresor.

Básicamente tenemos 3 posibilidades.

1)     Afrontar directamente la fuente del estrés: Es decir, lidiar directamente con lo que lo está causando, atacar al origen del problema.

2)     Afrontar las consecuencias del estrés: Es decir, lidiar con el malestar asociado, la presión, dolores de cabeza, somatización , etc. (lo que se ha visto en los otros artículos)

3)     Complementar nuestras vidas con actividades y estilos de vida saludables extra laborales que nos permitan enfrentar mejor estos desafíos estresantes. Esto es construir una “armadura psicológica” como una ventaja competitiva para enfrentar los estresores de la vida y el trabajo de emergencias.

¿Por qué lo planteo de esta forma tan amplia y genérica? Porque dependiendo del estresor y sus consecuencias, serán distintas las medidas que convengan tomar.  Si bien no son mutuamente excluyentes, y la alternativa de complementar nuestras vidas con actividades y estilos de vida saludables es una base que nos servirá frente a todas las anteriores, puede que tengamos que tomar distintas decisiones según cada estresor. A veces será mejor cortar de raíz ciertas cosas,  otras veces será buscar medidas para combatir la fuente y los malestares, otras simplemente saber que no hay nada mucho que hacer más que bancarse el estrés y encontrar como “cambiar el chip”.

Por lo tanto una de las primeras medidas a tomar para realizar un adecuado manejo del estrés, es distinguir las fuentes de estrés, asignándoles un valor y evaluando las medidas concretas a tomar al respecto.

Esto se traduce básicamente en un pequeño plan para el manejo del estrés que permita definir cuál es la mayor fuente de estrés, de donde proviene y planificar que estrategia conviene tomar al respecto y hasta cuando me voy a dar plazo.

Estresor

Nivel

Fuente

Acción

Plazo

¿Qué me estresa?

¿Cuánto me estresa? (1 a 10)

¿De dónde viene?

¿Qué voy a hacer específicamente  con él?

Fecha

 Se puede hacer una lista con todos los estresores que uno desee combatir.

Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Regístrese ahora y reciba un correo electrónico una vez que publique el nuevo contenido.

Nunca voy a regalar, el comercio o vender su dirección de correo electrónico. Puede cancelar su suscripción en cualquier momento.

Publicaciones relacionadas