La mejor opción para el tratamiento del neumotórax a tensión en pacientes ventilando espontáneamente es todavía controversial: aguja o bisturí.

Nosotros ya nos referimos anteriormente a la toracostomía abierta como una opción para el paciente ventilado a presión positiva. Los doctores de la página Scancrit hacen un interesante análisis sobre el neumotórax a tensión en pacientes ventilando espontáneamente, considerando un estudio muy interesante al respecto.

Primero que nada debemos considerar que las condiciones de presentación del neumotórax a tensión son muy variables. El diagnóstico debe ser clínico (sin necesidad de exámenes), pero la seguridad diagnóstica será muy diferente en un paciente caído de altura en la montaña versus uno en la tranquilidad de una UCI. Además, en ambiente extremos es muy difícil brindar apoyo de ventilación a presión positiva; por ello, muchas veces se hace necesario tratar el neumotórax a tensión en un paciente con ventilación espontánea.

El neumotórax a tensión en un paciente ventilando espontáneo se comporta diferente a uno con ventilación espontánea. La diferencia principal es que el neumotórax se produce más lentamente, lo que hace que el cuadro sea mejor tolerado y que sólo sea necesario evacuar una pequeña cantidad de aire para lograr una mejoría clínica. La salida del aire de la cavidad pleural también será más lenta, debido a que la presión en ella será menor a la que se produce en un paciente con ventilación a presión positiva.

Por lo anterior, en un paciente con ventilación espontánea la mejor opción debería ser evacuar el neumotórax a tensión con una aguja, mientras en los pacientes en ventilación con presión positiva hacerlo con una toracostomía con bisturí (por la necesidad de evacuar un mayor flujo de aire). El estudio presentado evalúa precisamente este punto.

Se trata un estudio realizado en cerdos por el Ejército de Estados Unidos, evaluando la efectividad de la descompresión del neumotórax a tensión con aguja en un paciente respirando espontáneamente.

Produjeron un neumotórax a tensión con una infusión continua de aire en la cavidad pleural (3 ml/kg/min), en cerdos anestesiados y ventilando espontáneamente. Dividieron a los cerdos en cuatro grupos:

  1. Sin tratamiento
  2. Evacuación del neumotórax con aguja endovenosa 14G
  3. Evacuación del neumotórax con catéter Cook
  4. Evacuación del neumotórax con tubo pleural

Los pacientes en el grupo sin tratamiento fallecieron antes de terminar las 4 horas de observación. Al dejar sin tratamiento se produce un aumento de la presión venosa central y presión intrapleural, al mismo tiempo que disminuye la presión arterial, frecuencia cardiaca, volumen corriente y gasto cardiaco; por ello estos cerdos fallecieron durante el experimento.

Los parámetros evaluados no muestran diferencia entre la aguja 14G y el tubo pleural. Podemos concluir que ambas técnicas son igualmente efectivas para el tratamiento del neumotórax a tensión en un paciente respirando espontáneamente.

Fuente: Scancrit

Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Regístrese ahora y reciba un correo electrónico una vez que publique el nuevo contenido.

Nunca voy a regalar, el comercio o vender su dirección de correo electrónico. Puede cancelar su suscripción en cualquier momento.

Publicaciones relacionadas