[REVISIÓN] “No se puede intubar, no se puede oxigenar” (parte 1 de 3)

El escenario de “No se puede intubar, no se puede oxigenar” (NINO) describe la situación clínica donde el intento de intubación traqueal ha fallado y la oxigenación no puede ser mantenida por medios no invasivos. Si no es corregida rápidamente, la NINO llevará inevitablemente a hipoxia cerebral y muerte. Como se enfatizó en las guías de la Sociedad de Vía Aérea Difícil, una vía aérea percutánea debe ser establecida sin demora. La terminología puede ser confusa ya que, aunque a menudo se refiere a estas vías aéreas como “vías aéreas quirúrgicas de emergencia”, algunas técnicas no son quirúrgicas y por lo tanto usamos el término “vía aérea percutánea de emergencia” (VAPE).

Incidencia y causalidad de NINO

La incidencia de NINO en la práctica anestésica general es baja. Kheterpal et al reportaron cuatro casos de ventilación con máscara e intubación imposibles en 53.041 anestesias en un hospital universitario terciario; solo en un caso se realizó una VAPE. El Cuarto Proyecto Nacional de Auditoría del Colegio Real de Anestesistas y la Sociedad de la Vía Aérea Difícil (NAP4) informó una incidencia calculada de VAPE de 1 en 12.500-50.000 anestesias generales. La incidencia de VAPE está influenciada fuertemente por la mezcla de casos y el escenario clínico. En el departamento de emergencias, se reportaron incidencias de 0.3% y 0.8% y en el escenario pre-hospitalario algunas incidencias tan altas como 11%.

Los factores de riesgo para NINO incluyen factores de riesgo conocidos para la ventilación con máscara y la laringoscopía directa difíciles. Es más probable que los pacientes cuyos pulmones son difíciles de ventilar con máscara presenten más frecuentemente una intubación dificultosa o imposible comparados con pacientes cuya ventilación con máscara es fácil. Además, los intentos múltiples de intubación traqueal pueden causar edema de la vía aérea y cambiar una situación de “no se puede intubar, se puede ventilar” a una situación NINO. La presión cricoidea, especialmente cuando se la realiza pobremente, puede dificultar la  laringoscopía y producir ella misma obstrucción de la vía aérea y por ende, NINO. El laringospasmo en un paciente no paralizado puede ser un factor importante en la falla de la ventilación con máscara. El uso de anestesia narcótica sin parálisis puede causar dificultad en la ventilación siendo el mecanismo probable el cierre de las cuerdas vocales.

La enfermedad laríngea diagnosticada y no diagnosticada es un contribuyente más frecuente del NINO de lo que generalmente se cree. De los 58 casos de VAPE en 133 pacientes anestesiados reportados al NAP4, 43 (74%) eran casos de cabeza/cuello [12] sugiriendo un riesgo aumentado en esta población de pacientes.

Anaesthesia. 2011 Dec;66 Suppl 2:65-8

Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Regístrese ahora y reciba un correo electrónico una vez que publique el nuevo contenido.

Nunca voy a regalar, el comercio o vender su dirección de correo electrónico. Puede cancelar su suscripción en cualquier momento.

Publicaciones relacionadas