Los textos sobre atención médica de urgencias ponen especial énfasis en la obligatoriedad de utilizar el collar cervical para inmovilizar la columna en pacientes traumatizados, durante su manejo dentro y fuera del hospital. Sin embargo, artículos como el que presentamos a continuación cuestionan fuertemente su utilidad.

Todo paciente con una lesión de columna o con un trauma que tenga el potencial de provocarla debe ser inmovilizado hasta que se excluya una lesión cervical. Las recomendaciones de manejo del trauma recomiendan la inmovilización de toda la columna con un collar cervical, tabla espinal larga e inmovilizadores laterales. Sin embargo, no existe suficiente evidencia científica para respaldar esa recomendación.

El estudio analizó el cambio en el movimiento de la columna que produce la instalación de un collar cervical, en pacientes ya inmovilizados con una tabla espinal larga e inmovilizadores laterales. Se evaluó el rango de movimiento activo de la columna cervical por un método computacional, en 10 voluntarios sanos.

El estudio mostró que el collar cervical no aporta ninguna inmovilización de la columna cervical a los pacientes que ya están inmovilizados con tabla espinal larga e inmovilizadores laterales. Se demostró una disminución en la apertura bucal al utilizar el collar cervical.

Comentarios:

– ¡No bote a la basura sus collares cervicales! En medicina no es bueno cambiar las conductas porque usted leyó 1 estudio. Siga haciendo lo que dicen las recomendaciones universales de manejo del paciente traumatizado.

– No sería raro que en el futuro las recomendaciones sobre inmovilización del paciente traumatizado se flexibilicen. Este studio se suma a una gran cantidad de evidencia que cuestiona fuertemente los métodos tradicionales de inmovilización, en trauma penetrante y cerrado.

– Debemos recordar también que el collar cervical no inmoviliza la columna cervical durante la laringoscopía, por lo que la recomendación actual es retirarlo y utilizar inmovilización manual durante ese procedimiento. Este estudio entrega otra razón para hacerlo: los problemas para abrir la boca del paciente. Esta recomendación es probablemente también extensible a la colocación de otros dispositivos para el manejo de la vía aérea (dispositivos supraglóticos,  cánulas orofaríngeas, etc.).

– Como conclusión: siga las recomendaciones actuales, pero si el collar cervical está dificultando maniobras importantes (como manejo de la vía aérea o ventilación) o el paciente está muy incómodo (poniendo el peligro su integridad física) considere retirarlo o aflojarlo;  mantenga la inmovilización con tabla espinal larga e inmovilizadores laterales.

Artículo fuente

Holla M. Value of a rigid collar in addition to head blocks: a proof of principle study. Emerg Med J. 2012 Feb;29(2):104-7

Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Regístrese ahora y reciba un correo electrónico una vez que publique el nuevo contenido.

Nunca voy a regalar, el comercio o vender su dirección de correo electrónico. Puede cancelar su suscripción en cualquier momento.

Publicaciones relacionadas