Los intentos por definir el mejor método de inmovilización espinal para el manejo inicial del paciente traumatizado se han visto obstaculizados por limitaciones físicas y éticas. Los métodos para medir la eficacia de los dispositivos de inmovilización espinal varían entre los estudios. Los estudios se han realizado mayormente en voluntarios sanos; ninguno se ha sido realizado en un gran número de pacientes lesionados.

 

¿Cómo podemos definir la “posición neutra” de la columna?

La posición en la que la columna vertebral del paciente debería quedar inmovilizada se denomina comúnmente “posición neutra”, pero está pobremente definida. Schriger la definió como “la posición anatómica de la cabeza y el tronco que se asume cuando se está de pie y mirando hacia delante.” De Lorenzo encontró que un ligero grado de flexión del cuello, equivalente a 2 cm de elevación de la cabeza, produce un aumento favorable en el diámetro del canal espinal a nivel de C5 y C6 (esa es una región frecuente de lesión de la médula espinal).

Durante años que han utilizado tablas rígidas para el rescate y la inmovilización de la columna vertebral de pacientes accidentados. Schriger comparó la inmovilización de la columna empleando la tabla rígida con y sin apoyo occipital; encontró que el uso de apoyo occipital coloca la columna vertebral cervical en la posición neutral óptima. McSwain determinó que > 80% de los adultos requieren de 1,3 a 5,1 cm de apoyo occipital para lograr un posicionamiento neutral de la cabeza y el cuello con respecto al tronco. También notó que el hábito corporal y el desarrollo muscular alteran el ángulo cérvico-torácico, lo que afecta posicionamiento óptimo.

Los autores concluyen que es imposible dictar recomendaciones específicas para la posición neutra o el apoyo occipital.

Comparación de métodos de inmovilización

En 1983, Podolsky evaluó la eficacia de las técnicas de inmovilización de la columna cervical. Los collares de espuma dura y los collares de plástico duro fueron superiores para limitar el movimiento de la columna cervical en comparación con los collares de espuma suave. Los autores encontraron también que la combinación de sacos de arena a los lados de la cabeza y cinta, además de un collar cervical rígido, eran la mejor manera para limitar el movimiento de la columna cervical.

Antiguamente se utilizaban sólo sacos de arena a los lados de la cabeza para inmovilizar el cuello (sin collar cervical). Los sacos de arena son pesados ??y pueden deslizarse, lo que resulta en el desplazamiento de la cabeza y el cuello con respecto al tronco. Las bolsas de arena deben ser removidas al someter al paciente a rayos X, ya que pueden oscurecer la radiografía. Por estas razones y debido a los resultados de Podolsky, no se recomienda el uso de sacos de arena y de cintas solos (sin collar cervical rígido) para inmovilizar la columna cervical.

McCabe y Nolan encontraron que el  collar de polietileno proporcionaba una mayor restricción de movimiento de la columna cervical de los otros 4 dispositivos probados. Rosen evaluó el collar cervical de vacío y mostró que restringía los movimientos más efectivamente que otros 4 dispositivos evaluados.

Perry encontró que la cabeza se movía de manera relevante durante el movimiento simulado de una ambulancia, independientemente del método de inmovilización. Se observó que la inmovilización de la columna cervical no era adecuada, a menos que se controlara también el movimiento de la cabeza y el tronco. Mazolewski y Manix encontraron que agregar correas que afirmaban el tronco a la tabla reducían el movimiento lateral del tronco.

Por último, el método tradicional de mover a un paciente a una tabla espinal larga ha implicado típicamente la maniobra de “log-roll”. La eficacia de esta técnica de transferencia ha sido cuestionada, porque se ha informado de movimiento lateral significativo de la columna lumbar.

Conclusiones de los autores

– En la revisión anterior se describen la evolución y diversidad de técnicas disponibles para proporcionar una inmovilización espinal inicial al paciente con probable lesión de la columna vertebral.

– Ninguno de los estudios evalúa toda la gama de dispositivos disponibles utilizando criterios similares.

– En general, parece que el método más eficaz es una combinación de:

  1. Collar cervical rígido.
  2. Bloques de apoyo laterales para la cabeza.
  3. Tabla espinal rígida.
  4. Correas para asegurar todo el cuerpo del paciente a la tabla.

– La inmovilización espinal con sacos de arena y correas sobre una tabla rígida (sin utilizar collar cervical) es insuficiente y no se recomienda.

 

Fuente

Theodore N, Hadley MN, Aarabi B, et al. Prehospital cervical spinal immobilization after trauma. Neurosurgery. 2013 Mar;72 Suppl 2:22-34.

Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Regístrese ahora y reciba un correo electrónico una vez que publique el nuevo contenido.

Nunca voy a regalar, el comercio o vender su dirección de correo electrónico. Puede cancelar su suscripción en cualquier momento.

Publicaciones relacionadas