No se conoce en detalle la presentación del tórax volante y su manejo varía entre diferentes hospitales. Este artículo revisa 3.467 casos y llega a interesantes conclusiones.

El tórax volante altera la mecánica ventilatoria y tiene alto roesgo de morbilidad y mortalidad. Los autores investigan la prevalencia, tratamiento actual y pronóstico del tórax volante en pacientes politraumatizados. Utilizaron un gran registro de trauma en Estados Unidos, entre 2007 y 2009. 

Incluyeron 3.467 pacientes y los principales resultados fueron:

  • La edad promedio fue 52,5 años y el 77% eran hombres.
  • El 15% tenía además lesión cerebral y el 54% una contusión pulmonar.
  • El tratamiento incluyó catéter epidural en el 8% y fijación quirúrgica en el 0,7%.
  • El 59% requirió ventilación mecánica, por un promedio de 12,1días.
  • El 82% requirió el ingreso a la unidad de cuidados intensivos, por un promedio de 11,7 días.
  • En el 44% se instaló un tubo pleural y el 21% requirió traqueostomía.
  • Las principales complicaciones fueron: neumonia en el 21%, distrés respiratorio en el 14% y sepsis en el 7%.
  • Un 6% de los pacientes falleció.
  • Los pacientes que también tenían trauma cerebral severo tenían mayores necesidades de ventilación mecánica y cuidados intensivos, además de un peor pronóstico.

Los autores concluyen que los pacientes que sufren un tórax volante tienen una alta morbilidad y mortalidad. Sería buena idea evaluar estrategias que permitan reducir las complicaciones en este grupo, como la importancia de la analgesia epidural o la fijación quirúrgica.

Comentarios

No queda claro si el tórax volante es el responsable de la mayor morbimortalidad o sólo es un marcador de gravedad. Esta serie sugiere que este cuadro sería principalmente un marcador de gravedad y las otras lesiones (como el trauma cerebral) explicarían la morbimortalidad.

Lo que sí parece dejar claro esta serie es que son pacientes con alta demanda de ventilación mecánica, cuidados intensivos e instalación de tubos pleurales, además de asociarse a una alta mortalidad. Por lo tanto, deberían ser estrictamente monitorizados y trasladados precozmente a hospitales con la complejidad adecuada para su manejo.

Fuente

J Trauma Acute Care Surg. 2014 Feb;76(2):462-8

Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Regístrese ahora y reciba un correo electrónico una vez que publique el nuevo contenido.

Nunca voy a regalar, el comercio o vender su dirección de correo electrónico. Puede cancelar su suscripción en cualquier momento.

Publicaciones relacionadas