Uso de casco entre motociclistas y conductores de ciclomotores lesionados en Hawaii: particularidades médicas de una base de datos relacionada

Los informes relacionados  con el uso de casco en los accidentes de motocicletas han estado limitados por la falta de datos con respecto al espectro total de eventos debidos a la lesión, generalmente excluyendo las lesiones leves que no requirieron tratamiento médico más allá del momento. Los autores postularon la hipótesis de que el efecto protector de los cascos podría estar subestimado en los estudios que se enfocaban solamente en los pacientes que llegan a un centro de trauma y que podrían diferir si el accidente involucraba una motocicleta o un ciclomotor.

Se vincularon informes del servicio médico de emergencias de 2553 pacientes que sufrieron un choque tratados desde el 2007 al 2009 con informes policiales de choques, datos de facturas hospitalarias, certificados de muerte y el Sistema de Informes de Análisis Fatal para una descripción más completa de los choques a lo largo del estado.

El número de conductores sin casco (n = 1674) fue casi del doble de los que usaban casco (n = 879). Los modelos de regresión logística multivariados estimaron un 45% más de probabilidades de  ingreso hospitalario (versus no tratamiento hospitalario o alta en el servicio de urgencias) entre los conductores sin casco comparados con los que usaban casco. Los conductores sin casco también poseían una probabilidad ajustada de lesión fatal que fue más del doble que la de los que usaban casco (cociente de probabilidad, 2.71; 95% intervalo de confianza, 1.68-4.46). Los análisis estratificados mostraron que esta asociación protectora entre el uso del casco y la atención médica fueron evidentes únicamente entre los motociclistas.

La magnitud de las asociaciones protectoras entre el uso de cascos y los eventos médicos fue generalmente mayor que la reportada por otros estudios. Los motociclistas parecen beneficiarse más con el uso del casco que los conductores de ciclomotores. Este dato puede ser usado para promover el uso del casco a través de la educación y políticas públicas.

 

J Trauma Acute Care Surg. 2014 Nov;77(5):743-74

Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Regístrese ahora y reciba un correo electrónico una vez que publique el nuevo contenido.

Nunca voy a regalar, el comercio o vender su dirección de correo electrónico. Puede cancelar su suscripción en cualquier momento.

Publicaciones relacionadas