La obstrucción de la vía aérea por cuerpos extraños (OVACE) es una causa poco frecuente, pero prevenible, de fallecimiento. Vamos a revisar las recomendaciones 2010 de la American Heart Association al respecto.

La mayoría ocurre en adultos mientras están comiendo. En niños, la mayoría de los casos ocurren mientras comen o juegan bajo supervisión de adultos. Por lo tanto, las OVACE son generalmente presenciadas por algún testigo, que puede realizar algunas maniobras antes que el paciente quede inconsciente. El tratamiento es exitoso en un 95%.

Reconocimiento de la OVACE

Es importante distinguir esta emergencia de un desmayo, un cuadro coronario o unas convulsiones, que también pueden producir dificultad respiratoria, cianosis e inconsciencia.

Las OVACE pueden ser leves o severas. Los testigos sólo deben intervenir en los casos severos, los cuales se reconocen por:

  • Dificultad respiratoria.
  • Estridor o ruidos al respirar.
  • Tos no efectiva.
  • Cianosis.
  • Imposibilidad de hablar o respirar.
  • La victima se puede tomar el cuello.

Tratamiento de la OVACE

Si la obstrucción es leve y la victima está tosiendo con fuerza no intervenga. Sólo intervenga si la obstrucción se hace severa: la tos se hace débil, aparece estridor o el paciente queda inconsciente. Cuando la OVACE es severa los testigos deben actuar rápidamente.

En las obstrucciones severas lo primero que debe hacer es llamar una ambulancia y luego debe aplicar maniobras de desobstrucción.

Los estudios que describen la efectividad de las maniobras de desobstrucción muestran que en mayores de un año existen varias opciones efectivas:

  1. Golpes interescapulares.
  2. Compresiones abdominales (“maniobra de Heimlich”).
  3. Compresiones torácicas.

Las guías europeas también mencionan que en más de la mitad de los casos se necesita más de un técnica para tener éxito.

Uno de los pocos estudios al respecto muestra lo siguiente:

  • El 50% de los casos se resolvió antes de la llegada de la ambulancia.
  • De los restantes, el 85% se resolvió con compresiones abdominales.
  • Los que no respondieron se resolvieron generalmente con succión de la vía aérea y/o uso de la pinza Magill.
  • Menos del 4% falleció.

Considerando que existen varias alternativas, pero con el objetivo de simplificar la recomendación 2010 de la American Heart Association es la siguiente:

  1. Se deben aplicar compresiones abdominales (“maniobra de Heimlich”) hasta que se resuelva la OVACE (excepto en menores de 1 año).
  2. Si las anteriores no son efectivas, puede considerar las compresiones torácicas (sobretodo en pacientes obesos).
    • En pacientes con embarazo avanzado (?), sólo se deben usar compresiones torácicas.
  3. Si el paciente queda inconsciente debe poner al paciente en el piso, pedir que llamen una ambulancia si no lo ha hecho e iniciar reanimación cardiopulmonar (alternando 30 compresiones y 2 ventilaciones; sin revisar el pulso).
    • Si está sólo, pida la ambulancia después de 2 minutos de realizar reanimación cardiopulmonar.
    • Cada vez que vaya a realizar ventilaciones busque el cuerpo extraño en la boca del paciente.

Actualmente no se recomienda la “maniobra de gancho”, porque no hay estudios que la evalúen y sí hay reportes de daños al paciente y al operador.

Comentarios

  • Llama la atención que a pesar de ser un tema donde existen claras recomendaciones de parte de las sociedades científicas, hay una gran variabilidad en lo que los instructores enseñan sobre el tema.
  • Hay maniobras que ya no se recomiendan (como la “maniobra de gancho”), pero aún son enseñadas.
  • Debemos tomar en consideración que sí existen diferencias entre la norma europea y la americana. Aquí resumimos la americana, por ser más utilizada en nuestro medio. En resumen, la europea recomienda para los casos graves:
  1. Cinco golpes en la espalda.
  2. Cinco compresiones abdominales.
  3. Alternar las anteriores dos.
  4. En el paciente inconsciente: realizar reanimación cardiopulmonar.
  • Por otro lado, existe algunas recomendadas que no se enseñan. A algunos les parece poco lógico realizar RCP en estos pacientes. Respecto a este tema:
  1. Existe un claro objetivo de aumentar la presión intratorácica con las compresiones torácicas, para botar el cuerpo extraño.
  2. Ya hemos comentado que no hay lesiones graves con las compresiones torácicas en el paciente que tiene pulso, por lo que el beneficio es mayor al costo.
  3. La obstrucción rara vez es de un 100%, por lo tanto un poco de las ventilaciones a presión positiva pasará por los costados del cuerpo extraño.
  4. Por último, si el cuerpo extraño se encuentra muy profundo en la tráquea las ventilaciones positivas podrían hacerlo entrar al bronquio derecho y ventilar el pulmón izquierdo.
  • Resulta interesante que estudios serios muestren la utilidad de la aspiración y la pinza Magill para resolver el 15% de los casos que no responden a las compresiones. En ningún lado dice que estas maniobras deban ser aplicadas por personal avanzado, por lo que toda ambulancia debería contar con esos dos elementos.
  • Por último, si contamos con un laringoscopio podemos intentar buscar el cuerpo extraño y retirarlo (con aspiración y/o pinza Magill). Si no lo vemos, probablemente el cuerpo extraño se encuentra profundo en la tráquea y hay casos donde empujarlo con el tubo endotraqueal hasta un bronquio (generalmente el derecho) ha servido para aliviar la obstrucción; podría ser una medida de salvataje a tener en mente como último recurso.

Fuente

2010 American Heart Association Guidelines for Cardiopulmonary Resuscitation and Emergency Cardiovascular Care Science. Part 5: Adult Basic Life Support

Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Regístrese ahora y reciba un correo electrónico una vez que publique el nuevo contenido.

Nunca voy a regalar, el comercio o vender su dirección de correo electrónico. Puede cancelar su suscripción en cualquier momento.

Publicaciones relacionadas