Asistir a un paciente que amenaza con suicidarse es complejo, incluso para profesionales de la salud mental.

Al personal de salud nos toca tratar con estos pacientes, muchas veces sin contar con la preparación adecuada. En este artículo se describen algunas técnicas para evaluar y manejar al paciente.

Normalmente son pacientes que niegan el traslado al hospital o la hospitalización. En ese momento debemos predecir el riesgo de que esa persona (que nunca habíamos visto) se intente suicidar.

Lo más recomendable es tener una conversación con el psiquiatra tratante del paciente, porque el es el más indicado para predecir si las amenazas son una realidad o no. Una primera evaluación debe obtener la siguiente información:

1) ¿Tiene antecedentes psiquiátricos? Los pacientes con antecedentes de depresión u otros trastornos psiquiátricos tienen mayor riesgo de intentar un suicidio. Sobretodo los pacientes con esquizofrenia y trastorno bipolar.

2) ¿Está experimentando estrés por alguna razón? Pregunte por eventos como divorcio, separación forzosa de un ser querido, fallecimiento de un familiar o amigo, pérdida del trabajo, etc. Si el paciente reporta uno o varios de estos eventos tiene mayor riesgo.

3) ¿Tiene acceso a armas de fuego? Los pacientes con acceso a armas tienen más riesgo de efectivamente quitarse la vida. Pregunte por la ubicación de las municiones, seguros para las armas, etc.

4) ¿Está desinhibido? La desinhibición es una manera de explorar la capacidad de razonar del paciente y la posibilidad de inhibir sus impulsos. El alcohol y las drogas son dos causas frecuentes de desinhibición, pero también debemos considerar la demencia y la historia de trauma craneano.

5) ¿Ttiene antecedentes de intentos de suicidio? Los pacientes que han intentado suicidarse previamente tienen un mayor riesgo de tener éxito en su intento suicida.

6) ¿Ha tenido ideación suicida? Pregunte por comentarios, deseos o conversaciones previas donde aparezcan deseos de hacerse daño. Mientras esas ideaciones sean más frecuentes y detalladas, el riesgo de suicidio aumenta.

7) ¿Es hombre? Los pacientes de sexo masculino tienen mayor probabilidad de intentar el suicidio y de tener éxito en ese intento.

8) ¿Tiene un plan suicida? Si el paciente relata que tiene un plan detallado y realista sobre como terminar con su vida, probablemente lo va a cumplir.

Con todos estos datos se hará mas fácil la conversación con el medico tratante y podrá tomar una mejor decisión sobre el tratamiento del paciente: darlo de alta o mantenerlo hospitalizado.

Fuente: Theemtspot.com

Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Regístrese ahora y reciba un correo electrónico una vez que publique el nuevo contenido.

Nunca voy a regalar, el comercio o vender su dirección de correo electrónico. Puede cancelar su suscripción en cualquier momento.

Publicaciones relacionadas