Muchos nos preguntamos si vale la pena hacer un curso tan costoso como el PHTLS. Aquí algunas respuestas.

El PHTLS (Prehospital Trauma Life Support o soporte vital prehospitalario para el trauma) es un curso que ha sido realizado por medio millón de personas en 50 países. Sin embargo, su efecto en la sobrevida del trauma no ha sido adecuadamente establecido. Recientemente un estudio realizado en Suecia investiga la asociación entre la realización del curso PHTLS por personal de las ambulancias y mortalidad en pacientes traumatizados.

Se analizaron 2.830 pacientes que fallecieron o fueron hospitalizados por más de 24 horas debido a trauma, entre 1998 y 2004. Se comparó a los pacientes atendidos por personal que realizó el curso PHTLS, con aquellos atendidos por personal con el entrenamiento habitual.

El entrenamiento por medio del curso PHTLS se asoció con una disminución no significativa de la mortalidad (OR 0,71; IC 95% 0,42-1,19). El riesgo de morir con el PHTLS fue 4,5% y sin el PHTLS 4,7%. Se estimó que la reducción absoluta de riesgo de morir correspondía a 0,5 vidas salvadas anualmente por cada 100.000 habitantes si se aplicaba masivamente el curso PHTLS.

Los autores concluyen que el entrenamiento del personal de ambulancia mediante el curso PHTLS podría asociarse con una reducción de la mortalidad de los pacientes traumatizados, pero la precisión de este estudio para determinar esto es muy pequeña y la reducción del riesgo no es estadísticamente significativa.

Comentarios

  • Quizás muchos esperábamos una demoledora utilidad del PHTLS. Un curso tan costoso debería ser bueno. ¿O no?
  • Primero que nada debemos aclarar que el estudio analizó pacientes entre 1998 y 2004. Las ediciones del PHTLS han cambiado desde ese entonces, lo que le resta algo de validez al estudio.
  • Además, desconocemos el nivel de capacitación del personal sin el curso PHTLS. Es de esperar que su nivel de capacitación sea bastante bueno, considerando que se trata de un país como Suecia, donde la educación y acreditación constituyen una preocupación de todos.
  • El problema probablemente sea el énfasis que históricamente realizó el PHLTS en un temas actualmente tan discutido como la inmovilización de la columna. Algunos artgumentos que hemos analizado son el cuestionamiento a la utilización del collar cervical y otros que comentan la falta de estudios serios sobre el tema.
  • También se incluyen en el PHTLS unas poco claras y superficiales recomendaciones sobre la intubación orotraqueal. Además, muchas veces esas instrucciones son realizadas por instructores que no hacen ese procedimiento de manera rutinaria. Recientemente comentábamos cómo la intubación por personal no médico tiene un inaceptablemente alto porcentaje de falla, sin embargo el mensaje para quienes realizan el PHTLS parece ser que quedan autorizados a intubar y (más aún) esa es a razón por la que muchos hacen el curso; debemos recordar que el PHTLS no exige tener una profesión determinada ni conocimientos previos.
  • Da la impresión que las últimas versiones del PHTLS dan tímidamente menos énfasis a la inmovilización y un poco más a los aspectos de soporte vital, lo que podría modificar estos resultados. Tímidamente han incorporado conceptos como la hipotensión permisiva y los dispositivos supraglóticos. Pero siguen dedicando muchas horas a temas secundarios como el collar cervical y la extricación.
  • En conclusión, el PHTLS parece una buena opción si usted no tiene posibilidad de acceder a entrenamiento de calidad por otro medio. Sin embargo, parece que no produce un beneficio tan dramático como sus autores quieren mostrar.

Fuente: Resuscitation. 2012 Feb 23.

Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Regístrese ahora y reciba un correo electrónico una vez que publique el nuevo contenido.

Nunca voy a regalar, el comercio o vender su dirección de correo electrónico. Puede cancelar su suscripción en cualquier momento.

Publicaciones relacionadas