¿Cómo puede dañar al paciente la inmovilización de la columna? ¿En qué casos puede aumentar la mortalidad y está formalmente contraindicada? Resumimos la sección sobre “seguridad de la inmovilización” de las guías 2013 de la Sociedad Americana de Neurocirujanos. Importante documento para tener en cuenta…

 

Dolor por inmovilización de la columna

Chan fue uno de los primeros en estudiar los efectos adversos de la inmovilización de la columna después de 30 minutos. Todos los pacientes presentaron dolor (moderado a severo en el 55% de los casos), siendo los más frecuentes: cefalea occipital, dolor sacro-lumbar y dolor mandibular. Chan encontró además que la frecuencia y severidad del dolor occipital y lumbo-sacro fueron significativamente mayores durante la inmovilización con una tabla rígida en comparación con un colchón de vacío.

 

Comodidad: colchón de vacío y recubrimiento de la tabla

Reducir el dolor del proceso de inmovilización puede disminuir el movimiento voluntario y por lo tanto disminuir la probabilidad de una lesión neurológica causada por el movimiento de la columna.

Johnson demostró que el colchón de vacío fue significativamente más cómodo que la tabla rígida, más rápido de aplicar y que proporcionaba una mejor inmovilización del tronco.

Hamilton y Pons no encontraron diferencias estadísticamente significativas entre la combinación de  la colchón de vacío y collar, en comparación con la combinación de tabla rígida y collar al evaluar la flexión y rotación del cuello. Sin embargo, la combinación de colchón de vacío y collar mostraron proporcionar una inmovilización significativamente superior ante la extensión y flexión lateral del cuello.

Los autores concluyen que el colchón de vació (utilizado con un collar cervical) es una alternativa eficaz y cómoda al compararlo con la tabla rígida para la inmovilización de la columna cervical. También concluyen que cubrir con un material blando la tabla rígida mejora la comodidad del paciente sin comprometer la inmovilización de la columna cervical.

 

Úlceras por presión 

La inmovilización espinal aumenta el riesgo de úlceras por presión. Linares encontró que las úlceras por presión estaban asociadas a una inmovilización de más de 2 horas. Mawson encontró que la cantidad de tiempo en una tabla espinal rígida se asociaba significativamente con el desarrollo de úlceras de decúbito en los 8 días siguientes a la lesión. Blaylock también encontró que una prolongada inmovilización de la columna puede resultar en úlceras por presión. Para reducir el riesgo de úlceras es necesario mantener los cuidados de la piel (manteniéndola seca), cuidar el ajuste adecuado (evitando la presión excesiva) y elegir adecuadamente los collares (preferir aquellos que no ejerzan presión significativa).

 

Complicaciones respiratorias

La inmovilización de la columna también puede aumentar el riesgo de aspiración y puede limitar la función respiratoria. Bauer y Kowalski encontraron un deterioro en 3 de 4 pruebas de función pulmonar, mostrando un marcado efecto restrictivo pulmonar de los dispositivos de inmovilización espinal aplicados adecuadamente. Totten y Sugarman evaluaron el efecto de la inmovilización espinal y encontraron que restringía la respiración en un promedio de 15%.

 

Complicaciones de los collares cervicales

Los collares cervicales se han asociado con elevaciones en la presión intracraneal (PIC). Davies encontró que el collar rígido Stifneck aumentó significativamente la PIC en 4,5 mmHg, cuando el collar fue firmemente instalado. Kolb describió que la PIC se incrementó después de la colocación de un collar tipo Philadephia, sin embargo a pesar de que la diferencia de PIC fue estadísticamente significativa, continua siendo incierto si esto tiene relevancia clínica. No obstante, este modesto aumento de la presión puede ser importante en pacientes que ya tienen hipertensión intracraneal.

 

Inmovilización de la columna en trauma penetrante

Haut reveló que los pacientes con lesiones penetrantes en la columna vertebral rara vez tienen inestabilidad de la columna, incluso cuando el trauma penetrante daña específicamente la columna vertebral. Lo más importante que mostró fue que los pacientes con traumatismos penetrantes que fueron inmovilizados tenían el doble de probabilidades de morir que los que no fueron tratados con inmovilización espinal. Una manera clara de entender estos resultados es la siguiente:

  • Se necesita inmovilizar a 1.032 pacientes para beneficiar a 1 de ellos.
  • Se necesita inmovilizar a 66 pacientes para dañar a 1 de ellos.

El tiempo necesario para la correcta aplicación de los dispositivos de inmovilización espinal en pacientes que han sufrido heridas de bala y arma blanca produce retrasos en el traslado al hospital, lo que resulta en un aumento de la morbilidad y mortalidad.

 

Conclusiones

En conclusión, los dispositivos de inmovilización de la columna son generalmente eficaces en limitar los movimiento de la columna, pero pueden estar asociados con un aumento de la morbilidad en ciertos casos. Estos dispositivos deben ser utilizados para la extricación y transporte de los pacientes, pero deben ser removido tan pronto como sea seguro. La inmovilización espinal de los pacientes con lesiones penetrantes no parece ser eficaz y podría aumentar la mortalidad.

La inmovilización puede ser incómoda, difícil de instalar y lenta. Puede retrasar el traslado del paciente y puede producir lesiones.

 

Fuente

Theodore N, Hadley MN, Aarabi B, et al. Prehospital cervical spinal immobilization after trauma. Neurosurgery. 2013 Mar;72 Suppl 2:22-34.

Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Regístrese ahora y reciba un correo electrónico una vez que publique el nuevo contenido.

Nunca voy a regalar, el comercio o vender su dirección de correo electrónico. Puede cancelar su suscripción en cualquier momento.

Publicaciones relacionadas