Videolaringoscopios, guías, supraglóticos, pedir ayuda, bolsa y cánula… ¿Cuále será la respuesta?

Recientemente he leido un articulo en EMS1 que quiero compartir con Uds.

Manejo de la Vía Aérea

El manejo de la vía aérea no es solo un tratamiento, es un objetivo clínico. Cualquiera que se quiera especializar en su manejo, debe dominar las técnicas básicas mientras incorpora las técnicas nuevas. Su manejo es una habilidad fundamental para un profesional de la emergencia. Muchos SEM han investigado  y estudiado las mejores formas de llevarlo a cabo. Lo que veremos a continuación son algunos de los conceptos, equipos y técnicas que muchos sistemas han implementado para ayudar a los paramédicos a manejar  mejor la vía aérea.

Primero es conveniente definir  algunas cosas. El objetivo final cuando manejamos la vía aérea es ventilar, no intubar. No importa cuán bueno somos intubando si no sabemos cómo ventilar a un paciente. La bolsa – válvula – máscara (BVM) es un dispositivo problemático cuando se considera exclusivamente para la ventilación de emergencia.

El Desafío

Con una BVM, el reanimador  a menudo tiene poco control real sobre el volumen, frecuencia o presión de la ventilación. En estudios de investigación de las  normas AHA, se encontró que los reanimadores sólo podría crear  presión positiva en un 47 % de las veces.  Eso significa que la técnica de ventilación con BVM es dificultosa.

La ventilación controlada es cuando el manejo clínico de todos los aspectos de la ventilación de emergencia están cubiertos y no cuando la presión, volumen o frecuencia no son tenidas en cuenta. La razón por la cual el manejo de la vía aérea es tan crítico es porque muchos todavía sostienen a este juguete antiguo como herramienta fundamental para ventilar.

Una mejor opción es utilizar un equipo de ventilación con ciclador, y volumen constante. Esto les garantizara una buena ventilación, aún sin poder intubar al paciente. También  utilizado si hacemos una secuencia rápida de intubación. A aquel paciente que le programemos un paro respiratorio le gustaría que seamos expertos en lograr una buena ventilación.

Lo más importante: tener un plan

Lo siguiente es tener un plan. Los mejores SEM tienen un protocolo simple para el manejo de la  vía aérea con los elementos que ellos cuentan. La Sociedad Americana de Anestesiólogos (http://www.asahq.org/)  han desarrollado un protocolo de vía aérea difícil el cual es ampliamente utilizado. Los paramédicos necesitan estas herramientas también y deben conocer todos los dispositivos disponibles para el manejo efectivo de la vía aérea.

Muchos SEM  utilizan dispositivos muy variados para el manejo de la vía aérea, desde videolaringoscopía hasta acceso percutáneo. Otros sólo tienen el mas barato de los laringoscopios, algún tubo y por ahí algún dispositivo de rescate (máscara laringuea, por ejemplo). Por eso los expertos recomiendan tener un protocolo desarrollado a partir de tus conocimientos y equipos disponibles.

Personalmente me gustan los planes simples, los cuales pueden utilizar a la anatomía para seguir su secuencia. Por ejemplo, primero intentar por la boca, luego por la faringe posterior y de última crear un nuevo agujero. En otras palabras, intubación, después medios supragloticos y por ultimo punción cricotiroidea.

Recordar que tener  muchos dispositivos no aseguran mejores resultados, solo proveen más opciones, mientras tanto que es esencial  el entrenamiento y la practica regular de todas las opciones  y técnicas, inclusive aquellas que se utilizan poco en la practica.

El tamaño y la comodidad importan y mucho. Hay dispositivos de doble lumen que son excelentes pero a lo mejor no entran en los equipos que tenemos, habrá que evaluar otras opciones que sean mas chicas.

El protocolo para el manejo de la vía aérea debe ser evaluado anualmente y practicado al menos una vez al mes. Disponer de un maniquí de intubación en las bases operativas de las ambulancias seria una buena inversión, al permitirle practicar las maniobras a los paramédicos.  También es interesante investigar, en el mercado los dispositivos nuevos que existan, probarlos, familiarizarse con su uso, aunque no lo tengamos. El que este año no podamos comprar un videolaringoscopio no significa que el año que viene si.

Con más de 10 años de historia, y muchos estudios clínicos, los videolaringoscopios están probando tener un rol vital para los profesionales de la emergencia. Mientras que el costo baje y la calidad u durabilidad aumentan estarán  rápidamente accesible para la mayoría de nosotros.

Mantenerse actualizado

Mantente actualizado con la tecnología y las practicas. Yo recomiendo el curso The Difficult Airway Course for EMS  y el AirwayCam cadaver course. (http://www.theairwaysite.com/pages/page_content/Airway_home.aspx) Ambos proveen la posibilidad de que cada participante practique cada una de las maniobras. Si no están disponibles en sus ciudades, incorporar otros de reconocido prestigio. El entrenamiento y la practica importan mas que los dispositivos con lo que contemos.

Hacer un buen trabajo en el manejo de la Vía Aérea implica que entendamos el problema, tengamos un plan invirtamos tiempo en un buen entrenamiento y  practica, practica y mas practica.

Para contactar al autor: dan.white@ems1.com.

Para Destacar:

  • Recuerde que los dispositivos supraglóticos son iguales o mejores que la intubación endotraqueal para personal paramédico y médicos no especialistas, según las guías clínicas más actualizadas.
  • Convertir la base operativa en una sala se practica: muy buena iniciativa.
  • Uso de videolaringoscopios: no están tan caros como parecen
  • Tener un Plan, “ me encanta cuando un plan sale bien”….. para los nostálgicos.

Para Mejorar

  • Los costos de estos equipos en nuestra región, por favor…

Fuente: EMS

Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Regístrese ahora y reciba un correo electrónico una vez que publique el nuevo contenido.

Nunca voy a regalar, el comercio o vender su dirección de correo electrónico. Puede cancelar su suscripción en cualquier momento.

Publicaciones relacionadas