Una de las principales causas prevenibles de morbimortalidad en reanimación son los errores durante la secuencia de intubación rápida. Esta lista de chequeo es un buen recordatorio para evitar esas complicaciones.

Lamentablemente es muy frecuente que los pacientes críticos se compliquen por una secuencia de intubación rápida mal planificada. Desde una inadecuada evaluación de predictores de intubación difícil hasta una falla en la ampolleta del laringoscopio, todos producen episodios de hipoxia que pueden llegar al paro cardiorrespiratorio. Estas situaciones se producen desde las unidades de paciente crítico hasta las ambulancias, por lo que nos parece importante revisar cómo prevenirlas.

Resumimos una lista de chequeo muy útil para prevenir esas complicaciones:

  • Evaluación del paciente:
    • Preoxigenación adecuada. 3 minutos con máscara con reservorio y flujo de oxígeno mayor a 15 L/min. En pacientes obesos, con apnea obstructiva de sueño y/o que no superan los 95% de saturación a pesar del aporte de oxígeno, utilice ventilación mecánica no invasiva.
    • Posición. Levante la cabeza hasta que la línea imaginaria que una el oído y el hueco supraesternal sea horizontal. Puede lograrlo levantando sólo la cabeza o todo el respaldo del paciente. Es especialmente importante en obesos.
    • Si anticipa una vía aérea difícil llame al anestesista. Por ejemplo, en obstrucción de la vía aérea superior, trauma, obesos mórbidos, apnea obstructiva del sueño o inmovilización cervical. Si está fuera del hospital, intente diferir la intubación hasta llegar a él.
  • Equipamiento: revise los siguientes equipos:
    • Aspiración.
    • Oxígeno y bolsa de reanimación.
    • Equipo de vía aérea: laringoscopio, 2 tubos endotraqueales, estiletes (o conductores).
    • Fármacos: pretratamiento, inductores, paralizantes, anestésicos, fluidos y vasopresores.
    • Monitores: capnógrafo (siempre utilícelo para verificar la intubación), saturómetro, electrocardiograma y presión arterial no invasiva.
  • Equipo:
    • Líder del equipo: el más capacitado en reanimación.
    • Encargado de intubación: el con más experiencia en el procedimiento.
    • Ayudante del encargado de intubación.
    • Encargado de administrar las drogas y tomar los tiempos.
    • Encargado de presión cricoidea. Recuerde retirarla si la visión laringoscópica es mala y considere manipulación laríngea externa.
    • Si se anticipa una vía aérea difícil, llame al anestesista.
  • Tenga un plan en caso de falla:
    • Plan A: intubación con laringoscopía directa. Máximo 2 intentos en 2 minutos. Re-oxigene con 2 operadores si la saturación disminuye bajo 90%. Llame al anestesita si falla.
    • Plan B: videolaringoscopía, si está disponible y usted está entrenado. Máximo 2 intentos en 2 minutos. Re-oxigene con 2 operadores si la saturación disminuye bajo 90%.
    • Plan C: vía aérea supraglótica (máscara laríngea o tubo laríngeo). No utilice presión cricoidea. Pase al Plan D si la saturación disminuye bajo 75%.
    • Plan D: cricotirotomía, para pacientes que no se pueden intubar ni ventilar. Corte la piel con un bisturí, amplíe la incisión con el dedo e introduzca un tubo endotraqueal (tamaño 5,0 mm) por el orificio.

Fuente 

Life in the fast lane

Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Regístrese ahora y reciba un correo electrónico una vez que publique el nuevo contenido.

Nunca voy a regalar, el comercio o vender su dirección de correo electrónico. Puede cancelar su suscripción en cualquier momento.

Publicaciones relacionadas