Reanimación

Destacados Resuscitation 2021: fármacos y acceso intraóseo en RCP

La revista Resuscitation reunió sus mejores artículos sobre reanimación cardiopulmonar (RCP) de 2021. Aquí encontrarás el contenido resumido y en español, esta vez sobre fármacos y acceso intraóseo.

(Puedes ver lo más destacado de RCP básica en el este link)

Fármacos para RCP avanzada

La adrenalina y la amiodarona (o la lidocaína) permanecen en las guías europeas 2021, basándose en la mejora de los resultados a corto plazo con el uso temprano y la incertidumbre sobre sus efectos en los resultados a largo plazo.

Una revisión sistemática de la traslación de estudios en animales a humanos respecto a nuevos fármacos identificó 415 estudios en animales de 190 fármacos diferentes y 43 ensayos clínicos en humanos de 26 fármacos diferentes. Los fármacos que tienen estudios en humanos son: vasopresina, shen fu, eritropoyetina, inhibidor de tripsina, ciclosporina, ácido sulfídrico, vasopresina/adrenalina, xenon y nitritos. En una editorial adjunta se discuten las intervenciones para reforzar el vínculo entre la investigación preclínica y la clínica, dado el fracaso de muchos hallazgos preclínicos en su traslación a la práctica clínica, centrándose en el resultado neurológico. Se destaca la falta de estudios en animales que analicen los resultados neurológicos, la necesidad de intervenciones de investigación para fenotipos y etiologías específicas del paro cardiorrespiratorio (PCR), el reto de los grandes tamaños de muestra requeridos para los estudios clínicos y la necesidad de mayores vínculos entre los científicos multidisciplinarios preclínicos y clínicos.

Acceso intraóseo

La vía intravenosa (IV) sigue siendo la preferida para la administración de fármacos durante la RCP, mientras que la vía intraósea (IO) se recomienda cuando los intentos de acceso IV no tienen éxito o no son factibles.

Los datos de un estudio realizado en Singapur en 1.007 pacientes con PCR extrahospitalario mostraron que una estrategia que incluía el acceso IO cuando fallaban los dos intentos de acceso IV o se tardaba más de 90 segundos, dio lugar a un aumento del acceso vascular satisfactorio en comparación con el acceso IV solo (76,6% frente a 61,1% p = 0,001), un aumento tanto de la administración de adrenalina (71,3% frente a 55,4% p = 0,001) como del tiempo de administración de adrenalina (23 minutos desde la llamada de emergencia frente a 25 minutos p = 0,001). No hubo diferencias en retorno a circulación espontánea (RCE) ni en otros resultados.

En un estudio retrospectivo de un solo centro sobre el PCR intrahospitalario se observó que el uso de la IO (n = 207), comparado con el uso de la vía periférica (n = 832), se asociaba a una menor tasa de RCE, de supervivencia hasta el alta hospitalaria y de resultado neurológico favorable, así como a un mayor tiempo hasta el RCE. Tras el ajuste multivariable no hubo diferencias significativas entre el uso de la IO y de la vía periférica IV en las tasas de supervivencia hasta el alta o de supervivencia neurológica favorable, pero se mantuvieron las diferencias en el tiempo hasta la RCE y en las tasas de RCE.

Los datos observacionales de la base de datos del Registro de Paros Cardíacos de Michigan para Mejorar la Supervivencia (Michigan Cardiac Arrest Registry to Enhance Survival; CARES) identificaron 6.869 casos de PCR que recibieron fármacos durante el RCP (el 37,8% mediante IO tibial). Tanto los resultados ajustados como los no ajustados fueron inferiores en los pacientes con acceso IO frente a los IV: 18,3% versus 23,8% para RCE (aOR 0,72; IC del 95%: 0,63-0,81; p < 0,001); 3,2% versus 7,6% para supervivencia hasta el alta hospitalaria (aOR 0,48; IC del 95%: 0,37-0,62; p < 0,001); y 2,0% versus 5,8% para alta con función neurológica favorable (aOR 0,42; IC del 95%: 0,30-0,57; p < 0,001).

Se debe destacar que estos estudios observacionales corren el riesgo de sesgo en el sentido de que la dificultad de la vía IV y la necesidad de un acceso IO en sí mismo pueden ser un marcador de malos resultados. Los resultados contradictorios en los estudios observacionales plantean que sería justificable realizar un ensayo clínico randomizado de vía IV versus IO en PCR.

Fuente: Resuscitation highlights in 2021

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.