Reanimación

Análisis 1.000 usos de acceso intra-óseo en trauma

Análisis 1.000 usos de acceso intra-óseo en trauma

[fusion_builder_container hundred_percent=”no” equal_height_columns=”no” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” background_position=”center center” background_repeat=”no-repeat” fade=”no” background_parallax=”none” enable_mobile=”no” parallax_speed=”0.3″ video_aspect_ratio=”16:9″ video_loop=”yes” video_mute=”yes” overlay_opacity=”0.5″ border_style=”solid” padding_top=”20px” padding_bottom=”20px”][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_2″ spacing=”” center_content=”no” hover_type=”none” link=”” min_height=”” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” class=”” id=”” background_color=”” background_image=”” background_position=”left top” background_repeat=”no-repeat” border_size=”0″ border_color=”” border_style=”solid” border_position=”all” padding=”” dimension_margin=”undefined” animation_type=”” animation_direction=”left” animation_speed=”0.3″ animation_offset=”” last=”no”][fusion_imageframe image_id=”2624″ style_type=”none” hover_type=”none” align=”none” lightbox=”no” linktarget=”_self” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” animation_direction=”left” animation_speed=”0.3″]http://reanimacion.net/wp-content/uploads/2013/07/doctor-563428_1280.jpg[/fusion_imageframe][/fusion_builder_column][fusion_builder_column type=”1_2″ spacing=”” center_content=”no” hover_type=”none” link=”” min_height=”” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” class=”” id=”” background_color=”” background_image=”” background_position=”left top” background_repeat=”no-repeat” border_size=”0″ border_color=”” border_style=”solid” border_position=”all” padding=”” dimension_margin=”undefined” animation_type=”” animation_direction=”left” animation_speed=”0.3″ animation_offset=”” last=”no”][fusion_text]

Análisis 1.000 usos de acceso intra-óseo en trauma

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container][fusion_builder_container hundred_percent=”no” equal_height_columns=”no” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” background_position=”center center” background_repeat=”no-repeat” fade=”no” background_parallax=”none” parallax_speed=”0.3″ video_aspect_ratio=”16:9″ video_loop=”yes” video_mute=”yes” overlay_opacity=”0.5″ border_style=”solid”][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_1″ layout=”1_1″ background_position=”left top” background_color=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” border_position=”all” spacing=”yes” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” padding=”” margin_top=”0px” margin_bottom=”0px” class=”” id=”” animation_type=”” animation_speed=”0.3″ animation_direction=”left” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” center_content=”no” last=”no” min_height=”” hover_type=”none” link=””][fusion_text]

El acceso intra-óseo (IO) está siendo aceptado cada vez más en la población adulta como una alternativa al acceso vascular periférico; sin embargo aún no existe suficiente evidencia en un grupo grande de pacientes que apoye este uso.

Este artículo reportó acerca del uso de dispositivos IO en un periodo de 7 años, desde agosto del 2006 hasta agosto del 2013 durante las operaciones de combate en Afganistán. Se realizó una búsqueda en una base de datos identificando todas las incidencias del uso de acceso IO durante este tiempo.

Se usaron 1014 dispositivos de IO en 830 pacientes adultos sin mayores complicaciones. La tasa de complicaciones menores, la mayoría de las cuales se debieron a fallas en los dispositivos, fue de 1.38%. Se colocaron 5124 infusiones separadas de productos sanguíneos o fluidos a través de un acceso IO, siendo el 36% de glóbulos rojos empaquetados. En promedio, cada víctima recibió 6.95 infusiones diferentes de productos sanguíneos y líquidos, y 3.28 infusiones separadas de medicamentos a través de los accesos IO. 32 medicamentos diferentes fueron infundidos a 367 pacientes vía IO, los más frecuentes fueron agentes anestésicos. Los accesos IO fueron usados en el ambiente pre hospitalario, durante las evacuaciones tácticas en helicóptero y en los hospitales.

La conclusión principal es que los accesos IO pueden usarse para administrar una amplia variedad de medicamentos que salvan vidas en forma rápida, fácil y con bajas tasas de complicación. Esto resalta su importante papel como un método alternativo para obtener acceso vascular, vital en la resucitación crítica del paciente con lesiones traumáticas.

 

Emerg Med J. 2014 Jun 30

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

7 Comments

    Esteban Díaz Cuartas Que nota deberíamos de ponerlo en practica o que opinas o usted se deja ?

    Bb de una

      Seeerio? Jajaja si quiere yo le pongo remifentanil lidocaína y propofol

    Virginia Yot Domínguez

    Juan Pablo Martinez

    No está claro el dato Pero… Podemos deducir q el acceso IO es usado realmente con muy baja frecuencia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.